Búsqueda personalizada

viernes, 15 de marzo de 2013

Relación hombre casado o comprometido y otra mujer

Existen algunos casos que han llegado a mi e-mail donde mujeres me piden orientación sobre qué hacer debido a que ellas están en una relación de pareja con un hombre comprometido, algunas dicen todo empezó como una aventura para mí, pero siento que me estoy enamorando de él y no sé qué hacer. Este es realmente un problema sobre todo cuando las intenciones de algunos hombres pues no es separarse de sus esposas o parejas estables. Me comentan ya no quiero ser la segunda y que él me tome cuando quiera, a pesar que muchas pues empiezan así, de un momento para otro en una relación con un hombre que ya tiene su compromiso. En realidad este es un problema para muchas mujeres, quienes entran como jugando en una relación y de pronto se ven atrapadas en sus propios sentimientos hacia la pareja con quienes empezaron una aventura amorosa, al algunas esperan, sin forzar nada, que él tome la decisión de separarse, se sienten culpables de poder malograr un hogar, etc. Este es al parecer un constante problema que suele presentarse.

    ¡Sus comentarios son importantes, anímese a opinar!


                      Raúl Trujillo.
                       E-mail: Pacesp@hotmail.com
                       Teléfóno: 5144610790 (radico en Perú), por favor llamar sólo en las mañanas de 8 a 10 a.m, hora peruana.

jueves, 6 de septiembre de 2012

Cuando una relación termina, ¡consecuencias!

He recibido muchas consultas de personas que se sienten mal cuando su relación de pareja termina, al respecto, para hacerlo más didáctico este tema, esbozaré lo que la autora Wina Sturgeon (1) da a entender en alusión a ello:

       Una separación de pareja es normal que produzca una depresión, no obstante esta depresión debe desaparecer en los plazos siguientes:


1. Si eres de un carácter tranquilo dicha depresion debe empezar a disiparse al cabo de un mes de la separación, y luego seguir tu recuperación en los días siguientes.

2. Si tienes una forma de ser más teatral, tu recuperación empezará a darse al mes y unas semanas más de la separación, prosiguiendo tu total recuperación en los días siguientes.

Como dice Wina Sturgeon, claro no esperes una recuperación en estos plazos al 100%, pero poco a poco es irá dando todo.


      Si la depresión pasa estos plazos entonces podría necesitarse la asistencia de un especialista para descartar si ya existe una depresión y cómo abordarla.


            Consulta de un caso llegado a mi e-mail para ilustrar el tema:



              "Hola!
   Quería hacerle una breve consulta. Antes no me pasaba, pero de un tiempo para acá las relaciones que he tenido han sido tormentosas. La última fue muy intensa y ahora me estoy dando cuenta que me produce un dolor en el pecho muy grande pensar que ya no quiere estar conmigo y me imagino que esta con otra persona. Me he obsesionado mirando a ver si esta conectado en el wasap, si la persona que me me imagino que esta con él también se conectó a la misma hora, cuando estábamos en pareja los abrazos que se daba con sus amigas, hablar bien de ellas. Todo esto me producía malestar. Hablamos Y sólo es para decirle que me ha utilizado. Me ciego y cuando suelto todo lo que digo me doy cuenta del diablo que sale de mi interior. Ahora veo que creo que tengo un problema. Me esta costando llevarlo y no se que hacer. Por la noche me despierto y seguidamente me entra un dolor en el pecho, supongo que es ansiedad. Por favor, ayúdeme

        Gracias"



     Fuente bibliográfica: 

          (1) Libro: "Depresión. Cómo identificarla. Cómo curarla. Cómo superarla 




                                          Atte. Raúl Trujillo.
                 

viernes, 16 de diciembre de 2011

¿El estrés impide su recuperación total?



Podría suceder que habiendo Ud. sufrido una depresión, T.O.C. o celos patológicos, y haya recibido tratamiento profesional, y pese a ello aún no se sienta completamente bien. Los problemas de recuperarse completamente en las enfermedades antes mencionadas se complican cuando los profesionales a quien acude el paciente, pues no conocen dichas enfermedades a fondo, ni su tratamiento correcto, y por lo tanto la atención que brindan pues no es la ideal. Frente a esto, se produce el gran problema para el paciente, que es no recibir lo que realmente necesita, y esto mirando el sufrimiento que estas enfermedades suelen provocar, pues se convierte en una situación muy difícil  para él y su entorno. Ya en otro artículo hablé sobre el álgido problema de la ineficiencia en el tratamiento por parte de algunos profesionales del ámbito de la salud mental, esto por supuesto sucede en todo el mundo.

Bueno, si Ud. luego de haber sido tratado para depresión, T.O.C. o celos patológicos, cumpliendo por supuesto el tiempo, todas las indicaciones, etc. que le dio el o los profesionales que le atendieron y aún no se siente completamente bien, entonces ello significa que algo falla ¿verdad?, quisiera por ello con este artículo orientarle que observe si el estrés aún usted no lo a combatido como debe ser y pueda éste estar haciéndole sentir mal posiblemente en un grado a, b o c. Para combatir el estrés se necesita un conocimiento completo, que incluye una serie de métodos, actitudes y hábitos positivos que debido al propósito de este artículo no puedo hablar extensamente sobre todo ello. Pero espero pronto ya tener un folleto, curso o libro sobre dicho tema, que pueda ayudar convenientemente a quien lo requiera para su recuperación total, siempre que haya sufrido los males antes ya detallados. Acá no quiero plantear que el hecho de no sentirse completamente bien ya, se deba solamente a una inefectiva lucha frente al estrés, pues quien debe determinar qué falta para la recuperación completa o vida feliz del afectado es finalmente el o los profesionales que le atienden. No obstante, he creído importante aportar con la temática que hemos tratado.


   Puede dejar sus comentarios.



                                                                                                                                   Raúl Trujillo.


Foto: La foto que ilustra este artículo ha sido cedida gentilmente por Joanna Castillo, ex modelo publicitaria de televisión en el Perú.

jueves, 30 de junio de 2011

Celos a la distancia

   Uno de los problemas respecto a los celos es los celos a la distancia, es decir los celos que nacen cuando la pareja del hombre o la mujer viven en otra ciudad o país, en este aspecto he recibido varios casos en mi e-mail, así como en algunos debates de www.emagister.com donde participo. La persona sufre porque piensa que su pareja que vive en otra ciudad o país puede serle o cree que le es infiel, llegando a experimentar celos que la mantienen sufriendo. A veces son sólo miedos sin pruebas, en otras se llegan a probar la infidelidad por parte de su pareja, por ejemplo uno de los casos que recuerdo es de una chica que vía el messenger me comentó su situación que sucedió así:

    Vivía ella en otra ciudad, y ya sospechaba que su pareja le era infiel, así que un día x de la semana se trasladó a la ciudad donde él vivía y lo descubrió in fraganti con otra mujer, primero ella dijo que lo perdonaría, a pesar que estaba dolida. Luego de cierto tiempo que nuevamente volví ha hablar con ella me comentó que había terminado con él, estaba muy enojada con su ex y rompió con él.

    Cuando he preguntado a las personas que sufren de inseguridad o celos por su pareja que vive lejos el por qué viven en ciudades distintas, la respuesta es por trabajo o estudio, y estas condiciones pues limitan su vida juntos. La pregunta que me hago es ¿una relación a distancia puede mantenerse firme?, espero puedan compartir sus experiencias, opiniones y comentarios para ir sacando conclusiones positivas en miras a ir encontrando soluciones al problema de: "celos a la distancia".



                                                                                                   Raúl Trujillo.

miércoles, 8 de diciembre de 2010

Descubre cómo se cura la emetofobia

La emetofobia es la fobia o miedo a vomitar, causa mucho sufrimiento a quienes la padecen y no existe un rumbo fijo de cómo curarla. En mi anterior artículo sobre esta fobia relataba el caso de una paciente que ayudé inicialmente y que luego con apoyo de otras personas pudo curarse. Después de varios meses que ella me contara que se había curado, quise volver a saber si seguía bien, para ello tuve una conversación vía el messenger con ella, teniendo en mente además, que su experiencia pudiera finalmente ayudar a quienes me contactan para apoyarles en la superación de este tipo de fobia y en general a todos quienes la sufren. Publico ahora esta conversación, aclarando que las formas que ella usó para curarse no son las únicas que existen para combatir el miedo a vomitar, otros pueden beneficiarse de terapia psicológica adecuada y otros métodos, espero pronto escribir al respecto. También en esta conversación la colaboradora da algunos comentarios que contradicen en algo sus primeras versiones que me relató, esto puede seguramente ser claramente entendido una vez analizados ambos documentos. A continuación entonces le presento la mencionada conversación, esperando sirva en la superación de la emetofobia a quienes la padecen:

Conversación con Luisa, quien curó su emetofobia

Nota: he cambiado el nombre verdadero de la ex-paciente.

Yo:
                         Hola Luisa.
                      ¿Qué tal?
                      ¿Cómo estás?
      Luisa:
             Hola, ¡muy bien gracias!
      Yo:
                     Qué bien me alegro    
      Luisa:
                 ¿Tú cómo estás?
     Yo:
                        Bien felizmente, ¿superaste la emetofobia?
         Luisa:
       hace más de un año, ¡ahora estoy esperando un bebé!
                          :)
      Yo:
     Qué bonito, me alegro, resúmeme por favor todo lo que hiciste para superarla. Me   acuerdo que me dijiste de los médicos, la medicación, fe en Dios, no sé si hay algo más. Te pregunto Luisa porque hay mucha gente que sufre esta enfermedad y se comunican conmigo para ayudarles, así que tú eres un ejemplo a tener en cuenta.
      Luisa:
              Fe en Dios sobre todo, enfrentar con Dios me ayudó
      Yo:
                     Ok.
      Luisa:
     Mi historia es bien larga, hace dos años busqué ayuda en todas  partes hasta con medicina, pero nada
     Yo:
                     Sí, ¿luego?
      Luisa:
     En unas de esas búsquedas una pareja de casados me dijeron que me ayudaría
Yo:
                     ¿Te ayudaron?
     Luisa:
     Dejé que me ayuden, no fue fácil, pero ellos no desistieron ni yo, me enseñaron a limpiar mi mente, a tener poder contra el miedo, y luché día a día, hora a hora y minuto a minuto; leía libros sobre el poder infinito de la mente y sobre todo la Biblia, ocupaba mi mente en solucionar...
     Yo:
        Luisa cuéntame por favor porque tu experiencia servirá a muchos que sufren
      Luisa:
     Me di cuenta que la fobia es una enfermedad que está dentro de mi mente, porque somos lo que pensamos, yo pensaba siempre en el miedo al vómito, entonces siempre ese sería mi problema, comen a pensar diferente, en la solución.
      Yo:
                     Qué bien
      Luisa:
              Dios en primer lugar
     Yo:
                     Sigue
      Luisa:
                   Él nos dice: que no nos da nada que no podamos soportar, que  estando en él podemos pedir en oración todo, que él lo hará posible, yo enfrentaba de esta manera: Dios tú sabes que este es mi miedo, pero dame tu mano y enfrentaremos juntos, esto fue día a día
     Yo:
                      
     Luisa:
     Cada vez que ese miedo oscuro venía, me apoyaba en Él con toda mi fe, con toda mi alma y mi ser, y pensaba que no es nada el vómito si lo tengo a Él
     Yo:
                     
     Luisa:
     No aceptaba nada negativo de nada ni de nadie, primero le pedí perdón por muchas cosas y simplemente dejé que entre y tome el control de mi vida, Él sabe lo que hace de mi vida, todas las cosas ayudan positivamente cuando estamos en Él, pensaba en lo que quería y no en lo que no quería
     Yo:
                    Ajá
      Luisa:
    Es decir, pensar que soy sana y nada malo sucede, que pensar en no quiero vomitar
      Yo:
                    
      Luisa:
    Somos más fuertes que el vómito, no permití que ese miedo fuese mío, ya no es y ya no lo será, yo decidí...
      Yo:
      Qué bien, ¿qué me puedes contar sobre los medicamentos que tomaste, te ayudaro
Luisa:
              Los medicamentos nada, me alteraron los nervios
     Yo:
                     ¿Recibiste terapias psicológicas, cómo te fue con ellas?
      Luisa:
              Sí, pero las terapias no me ayudaron
      Yo:
                     ¿Qué terapias recibiste?
     Luisa:
              Sólo se puede superar al enfrentar, varias
     Yo:
      ¿Sabes sus nombres y si te los aplicaron bien?, nombres de la terapias me refiero
      Luisa:
             No los recuerdo, sí estuve con los mejores médicos
      Yo:
                   Un pequeñísimo resumen de cómo fueron las terapias por favor
      Luisa:
   Terapia de todo hice, terapia de relajamiento, terapia de auxilio
      Yo:
                   ¿La terapia cognitiva-conductual no utilizaron en ti?
      Luisa:
    y no encontraron nada malo porque sólo me atacaba cuando me  venía el miedo
      Yo:
            Ok.
                   ¿Qué especialistas te medicaron Luisa?
      Luisa:
             Psiquiatras


Así terminó esta entrevista, si hubiera algo en el futuro que ella decida complementar, les estaré haciéndoles saber.

                                                       
                                                                          Raúl Trujillo.

viernes, 21 de mayo de 2010

F.A.Q. T.O.C. (Trastorno Obsesivo-Compulsivo)

A continuación le presento las respuestas, a las preguntas frecuentes que llegan a mi e-mail acerca del T.O.C., con la finalidad de que aclare sus dudas que pueda Ud. tener acerca de este trastorno:


1. ¿La hipnosis clínica sirve para tratar el T.O.C.?

No está considerada como tratamiento reconocido o que se pueda recomendar.

2. ¿Se cura el T.O.C.?

El T.O.C. actualmente no se cura completamente, pero con el tratamiento adecuado el paciente vive feliz, sin casi ser molestado por él.

3. ¿Cuál es el tratamiento para el T.O.C. de pensamiento, que no presenta rituales y compulsiones de conducta?

Es el mismo tratamiento general usado para el T.O.C., es decir medicación más terapia Conductual, o la más última: Cognitiva-Conductual.

4. ¿Cuál es la causa del T.O.C.?

El T.O.C. se comenta que puede ser heredado, pero también confluyen causas ambientales y procesos cognitivos.

5. ¿En qué consiste la Terapia Cognitiva-Conductual que se usa para tratar el T.O.C.?

La Terapia Cognitiva-Conductual, consiste en pasos que se aplican, que junto a la medicación, ayudan al paciente a superar el T.O.C., esta terapia, a la larga, ayuda también a ir modificando la química cerebral.

También impide las recaídas, etc.

6. ¿El T.O.C. se debe a falta de alguna sustancia química en el cerebro¿ ¿por electricidad? ¿será emocional debido a un trauma?

Se debe a bajo nivel de serotonina juntamente a factores ambientales (puede ser a un trauma, etc.). Electricidad no. También influyen los procesos cognitivos.



                                                           Atte.,
                                                                    Raúl Trujillo, estudios T.O.C.

lunes, 3 de mayo de 2010

Ilustrando el TOC (Trastorno Obsesivo-Compulsivo)

     A continuación le expongo uno de los casos que llegan a mi e-mail; y que describe o ilustra claramente el TOC (Trastorno Obsesivo-Compulsivo), con ciertos matices particulares, pero siempre con lo clásico del trastorno. Debo mencionar que ayudo a estos pacientes, que se comunican conmigo, a encontrar una salida a su enfermedad:


     Nota: He cambiado el nombre y lugar de procedencia de la paciente, así como pequeñas cosas necesarias. También he resumido el texto del e-mail.

 

El caso de María

     Texto de su e-mail:

      "...primero me presentaré, soy María de España...tengo 30 años, soy hija única, casada y tengo una bebe de 11 meses. Acudo a Ud. porque ya no puedo más....creo que tengo TOC.

     Comenzaré por explicarle como CREO que surgió mi problema....usted es mi salvación para que mi hija no pase por lo que yo...ni me vea así...

     Cuando yo tenía 17 años comencé una relación con un niño de 18, fuimos novios 5 años, jamás lo amé en realidad...eso, ahora lo sé porque adoro a mi esposo. A los 4 años y medio de relación...yo ya había engañado a mi novio 2 veces...la última fue la peor...mi novio me golpeó, me insultó...pero gracias a Dios terminé mi relación con él...la última relación de infidelidad que cometí, me dejó un pánico a morirme por una enfermedad, pues sentí que puse en sumo riesgo mi vida, y pude haber muerto....al final de mi relación tenía una enorme obsesión por realizarme exámenes de sangre para saber si mi salud estaba bien....gracias a Dios, estoy muy bien de salud y nunca tuve nada malo...pero esa obsesión no se me quitaba...

     Al poco tiempo me presentaron a mi actual esposo, desde el primer momento lo amé, y él a mí me adoraba...jamásss me habían tratado así...estábamos muy enamorados...AHORA EL YA NO ME AMA TANTO, ESTA CANSADO DE MIS OBSESIONES, me siento mal por eso.

     Gracias a su amor dejé a un lado los análisis de sangre...seguí con mi vida...volví a ser feliz....hasta que sus papás empezaron a quejarse de todo, de mi personalidad...una cosa y otra y otra...él que jamás había sido malo conmigo, empezó a quejarse..., así pasaron los meses, hasta que al cabo de dos años, me di cuenta de que me lavaba hasta con cloro las manos...mi ropa no la lavaba con la de mis padres, no comía en sus trastes, tenía mi propio papel, pasta de dientes, shampoo y jabón...pues creía que ellos tenían orines de gatos por doquier...por ahí alguien me dijo que a los gatos les daba inmunodeficiencia felina...¡¡¡eso me asqueó y me aterró!!!...creía que me podía contagiar....fue un infierno...me quemé las manos mil veces....eché a perder ropa muy bonita que mi novio me dio...humillé y lastimé a mis papás...y maltraté a mis mascotas....deje de usar lo que se caía al piso, mis perfumes, mis aretes, mis collares,...maquillajes, por temor a que hubiese orines de gato y yo me infectara....

     Hace un año...tuve luz en medio de mi oscuridad...¡¡me enteré de que estaba embarazada!! fue algo hermoso...a mi novio la noticia le cayó mal, pero al final todo salió bien....MI HIJA ES MI MOTIVO PARA QUERERME CURAR...ELLA Y MI ESPOSO SON MI VIDA...

     Empezamos a vivir juntos, creí que al vivir lejos de los gatos mi problema se iría...y no fue así...

     Le empecé a fallar por todo, porque no podía hacer rápido el quehacer por mil obsesiones...Y ÉL comenzó a HARTARSE, A ENOJARSE, PUES NO PODÍA CON LA LIMPIEZA DE LA CASA, él es muy ordenado y limpio y no podía satisfacer sus necesidades, porque no limpiaba con rapidez debido a mis obsesiones de enfermarme......un día se me tapó la taza del baño…el inodoro, y se desbordó toda el agua sucia...entré en pánico...creí que si había agua de otros departamentos, podían tener virus, etc....tiré mil cosas...cepillos...papel...etc....

     Sin más y más que decirle....estoy perdiendo a mi esposo...está cansado de ver cómo me destruyo las manos y nuestra familia...ya no puedo más...me lavo mil veces las manos, hasta el antebrazo...con detergente…las tengo muy mal, me arden, lavo dos veces la ropa si alguien la toca...limito a mis papás por que conviven con gatos, y del baño ni se diga, cuantas veces me enjabono, me lavo y re-lavo…tardo 1 hora en bañarme…y al salir no quiero tocar nada...estoy perdiendo a mi marido y no quiero, lo amo...

     Hoy se fue de la casa porque me enojé cuando rozó mi ropa recién lavada con el trapeador con que trapeo el baño...ya no puedo más y se llevó sus cosas...espero éste no sea el fin, lo amo y le he dicho mil veces que voy a cambiar pero no puedo...me duele el corazón...

     ...ESPERO NO HABERLE QUITADO MUCHO SU TIEMPO.....APIÁDESE DE MI CASO...Y AYÚDEME...

     GRACIAS....Y PERDÓN POR LA MOLESTIA".


      La paciente se encuentra en franca recuperación a partir de mi ayuda constante vía e-mail que le brindo.

     Este artículo puede Ud. complementarlo con mis siguientes artículos sobre el TOC:

1. Supera el Trastorno Obsesivo-Compulsivo

2. Trastorno Obsesivo-Compulsivo, tratamiento avanzado, conclusiones




 
                    Atte.,
                              Raúl Trujillo, estudios TOC

domingo, 18 de abril de 2010

Bajo rendimiento escolar y mal comportamiento infantil

    Existen madres muy preocupadas porque sus hijos no tienen buen rendimiento escolar, pegan a otros niños en la escuela, etc.

    Recurren a mi persona preguntándome ¿por qué actúan así sus hijos?

    Lo primero que hago es preguntarles cómo tratan a sus hijos en su hogar, encontrando allí las fallas, en el trato que dan ellos, como padres, a sus hijos. En una ocasión una madre me dijo: sí insulto a mi hijo (maltrato psicológico), y el insulto que ella le propinaba a su hijo era fuerte, si mal no recuerdo le decía idiota o algo así, sumamente fuerte ¿no?, y en fin otros castigan físicamente (maltrato físico) también a sus hijos o a quienes tienen a su cargo en el hogar.

    Y las consecuencias del maltrato físico o psicológico es: hijos rebeldes, que pegan a otros niños, distraídos, desconcentrados, que no rinden académicamente en la escuela, etc.

¿Qué hacer para solucionar este problema?

    Sin duda que tienen que revertir el maltrato que dan al niño ¿verdad?, los padres o quienes cuidan al niño, tienen que evaluar por qué maltratan, generalmente quien maltrata fue maltratado de niño (1), otros que maltratan tienen depresión (1).

    Entonces, la solución pasaría por educar o reeducar en el trato a quien brinda el cuidado al niño, haciéndole ver también la posibilidad de que maltrata porque el mismo fue maltratado en el hogar.

    Y lo otro sería que el paciente supere o se cure de la depresión que está sufriendo.


Referencias bibliográficas

(1) Gissela Drescher, María Sonsoles Rodríguez, artículo: "El maltrato infantil", Psicologías para vivir mejor, número 10, España.

(2) Doctor Richard G. Abell, Corlis Wider Abell, Sea dueño de su vida.


                                                                                                                              Raúl Trujillo.